2012: Otras victorias para las víctimas de crímenes contra la humanidad


Tras 10 años de existencia, ASFC cuenta con un equipo de unos cuarenta trabajadore.as repartido.as en sus cuatro oficinas, numerosos colaboradore.as y socios locales, y más de 200 voluntario.as y contribuyentes en todo el país.


En Guatemala, ASFC se ocupa del desplazamiento en Ecuador y, en Costa Rica, de las personas que deben testificar ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH). ASFC ofrece su apoyo a sus socios del Bufete de Derechos Humanos, de la Asociación Bufete Jurídico Popular de Rabinal y del Centro de Acción Jurídica para los Derechos Humanos, que obtienen importantes victorias, especialmente en los siguientes casos:

  • el del "Diario Militar", un caso relativo a una lista de 183 personas desaparecidas entre 1983 y 1985, un documento que prueba la sistematización de la represión estatal durante el conflicto armado;
  • y el de la comunidad de Río Negro, en la que se perpetraron cinco masacres entre 1980 y 1985 por parte de representantes del ejército de Guatemala y milicianos de las Patrullas de Autodefensa Civil (PAC). La Corte reconoció la responsabilidad internacional del Estado guatemalteco por violación del derecho a la vida, de la integridad personal, del reconocimiento de la personalidad jurídica y de la libertad personal de los miembros de la comunidad.

ASFC moviliza a decenas de cooperantes voluntario.as y ofrece apoyo financiero, material y técnico con el objetivo de apoyar al Bufete Jurídico de Derechos Humanos para que se haga cargo de los siguientes casos:

  • José Efrain Ríos Montt, antiguo jefe del Estado, que compareció en audiencia preliminar para responder a las acusaciones por 11 masacres, 485 violaciones de mujeres y niños, así como el desplazamiento forzado de 19.000 personas pertenecientes a las comunidades mayas;
  • la masacre de Plan de Sánchez, acaecida en 1982, y por la que cinco antiguos miembros de un grupo paramilitar son condenados a 30 años de prisión por cada uno de los 256 asesinados y a 30 años adicionales por crímenes contra la humanidad.

Estos casos llevados ante los tribunales nacionales provocan un auténtico tsunami en materia de lucha contra la impunidad y dejan entrever una nueva era de esperanza en el país.


En Haïtí, lo.as abogado.as y coadyuvantes del Centro de justicia de ASFC cosechan los frutos de su trabajo al hacer posible, en asociación con la Organización de defensores de los oprimidos, la liberación de personas que viven en campamentos de desplazados tras haber sido injustamente aprehendidas y detenidas.

En colaboración con la Oficina de protección ciudadana de Haití, también posibilitan la liberación de menores encarcelado.as de forma abusiva.

 

 

 


En Colombia, nuestro compromiso y nuestras acciones de cooperación con nuestros socios han permitido:

  • victorias judiciales de la Organización Nacional Indígena de Colombia a favor de los derechos territoriales de los pueblos emberá-katío;
  • la asignación de mayores recursos, por parte del procurador general del país, a los equipos encargados de investigar las denuncias interpuestas por los familiares de víctimas tras la publicación de un informe de ASFC sobre lo.as civiles abatido.as por soldados y posteriormente vestidos de guerrilleros para cobrar recompensas (casos de "falsos positivos").

 

 


Gracias a nuestros socios sin fronteras

Consulter la liste des partenaires